Ignacio Rubio Ruiz fundó, en 1951, la empresa constructora Rubio; dos años más tarde se asoció con Manuel Landa Meinhard para formar Landa y Rubio. Las obras más relevantes en esos primeros años fueron la construcción de la presa Malpaso y la carretera federal México- Acapulco, así como obras de infraestructura en Tabasco, Chiapas, Campeche y otras entidades del país.

En el año 2000 la empresa cambió de nombre para constituirse en Grupo Industrial Rubio. Nos encargamos de la edificación de los aeropuertos de San Pedro Balancán y Palenque, de la construcción y urbanización de Tabasco 2000. Asimismo, participamos en los desarrollos turísticos El Tamarindo y Costa Careyes, en Jalisco.

En la búsqueda de nuevos retos y de crecimiento, desde 1991 trascendimos las fronteras del país para colaborar en proyectos de infraestructura en Centroamérica, primero en Honduras y después en Guatemala.

En la actualidad, somos una empresa líder en el ramo de construcción de autopistas, carreteras, terracerías para obras viales, proyectos de conservación y mantenimiento de caminos, puentes vehiculares y pasos a desnivel.